Carolina González

¿Quién es el dietista-nutricionista?

El viernes 24 de noviembre es el Día Mundial del Dietista-Nutricionista y este año me sumo a la iniciativa propuesta del Consejo General de Dietistas-Nutricionistas de España para seguir dando a conocer nuestra profesión #QuéesunDN #DMDN. Cada vez la conoce más gente (y en gran parte gracias a labor de muchos compañer@s por redes sociales), pero todavía es muy necesario explicar nuestra labor como profesionales de la salud y más en ciudades pequeñas como Almería (donde vivo). ¡Debemos acabar con este desconocimiento y que la gente sepa en qué les podemos ayudar!.

En cada charla y formación que doy, lo primero que hago es dedicar unos minutos a aclarar, ¿quién es el dietista-nutricionista? ¿y a qué se dedica? Aún hay caras de sorpresa cuando ven todas las áreas en las que podemos intervenir porque todavía está grabado eso de que “el nutricionista es el que hace dietas”. ¡Con lo poco que me gusta esa palabra! Realmente no hacemos dietas (al menos yo), más bien enseñamos y guiamos a comer de forma saludable y sabrosa (#ricoysanoesposible), equilibradamente y cambiando aquellos hábitos que nos alejan de nuestra salud y a través de ir consiguiendo pequeños objetivos, que conducen a llevar un estilo de vida saludable. Y también lo hago con el objetivo de ayudar a que las personas que requieren los servicios de un dietista-nutricionista titulado elijan bien, ya que un inconveniente de nuestra profesión  es el intrusismo profesional que existe actualmente. Y yo os pregunto:

¿Cómo se si estoy ante un dietista-nutricionista?

  • Debe tener la titulación universitaria de Diplomatura/Grado en Nutrición Humana y Dietética. El resto de títulos no valen para ejercer como dietista-nutricionistas (me refiero a doctores, expertos y máster con otras titulaciones, ni los cursillos de 6 meses).
  • Su consulta debe estar en un centro sanitario registrado.
  • Exige su número de colegiado, te dará la certeza de que estás ante un profesional sanitario.
  • No somos comerciales, nos dedicamos a educar, guiar, motivar, enseñar, escuchar y mejorar la calidad de vida de cada una de las personas que confían en nosotros dándoles un trato personalizado, no en venderles productos.

Si no cumple estos requisitos, no estás ante un dietista-nutricionista. Sabiendo esto, es decisión tuya a qué profesional acudes. Te invito a esta reflexión: cuando tienes que sacarte una muela, ¿a qué profesional acudes? Al dentista, ¿verdad? No se te ocurriría ir al mecánico….Entonces, ¿qué motivos me llevan a no acudir a un profesional de la nutrición? Comer es algo que hacemos todos los días y es un tema cotidiano en lugares de trabajo, reuniones familiares, centros deportivos, pero eso no significa que lo que diga mi compañero de trabajo, mi amigo del gimnasio o mi vecina que ha hecho la dieta de las 1200 kcal sea lo adecuado. Cada uno tiene unas necesidades y antes de hacer ningún cambio en tu alimentación, verifica que estés saludable, recuerda que tu salud física y emocional puede verse resentidas.

Ahora sí, ¿quién es el dietista-nutricionista? ¿A qué se dedica?

Somos profesionales sanitarios con titulación universitaria (Diplomados o Graduados
Universitario en Nutrición Humana y Dietética), reconocido como un experto en alimentación, nutrición y dietética, con capacidad para intervenir en la alimentación de una persona o grupo, tal y como se recoge en la Ley 44/2003 de 21 de noviembre de 2003 sobre Ordenación de las Profesiones Sanitarias

De acuerdo con la Conferencia de Consenso del Perfil Profesional del Diplomado en Nutrición Humana y Dietética:

“Un dietista-nutricionista es un profesional de la salud, con titulación universitaria, reconocido como un experto en alimentación, nutrición y dietética, con capacidad para intervenir en la alimentación de una persona o grupo, desde los siguientes ámbitos de actuación:

Nutrición clínica. Es cierto que el dietista-nutricionista se dedica a la pérdida de peso cuando una persona tiene sobrepeso y obesidad, es verdad y nos encanta ver como la gente consigue adelgazar comiendo saludable, sin pasar hambre y disfrutando del proceso proporcionándoles herramientas, menús y recetas. Es una parte importante de nuestro trabajo. Ahora demos un paso más allá, también intervenimos (y nos especializamos en): intolerancias y alergias (fructosa y sorbitol, gluten, lactosa, LTP´s, FODMAP), enfermedades autoinmunes (artritis reumatoide, psoriasis, fibromialgia, fatiga crónica), aparato digestivo (reflujo gastroesofágico, H. Pylori, enfermedad de Chron, estreñimiento, colitis ulcerosa, gastritis) enfermedades cardiovasculares (hipertensión arterial, colesterol), enfermedades renales y ácido úrico, salud de la mujer (embarazo, lactancia, menopausia, osteoporosis), salud infantil y alimentación vegetariana y vegana (y seguro que me faltan). La aplicación de una alimentación adecuada (dietoterapia) a cada etapa de la vida y patologías supone una mejoría en la calidad de vida de la persona. Aprovecho para recordar que aún no estamos incluidos dentro del sistema sanitario español y este es uno de los motivos de que se desconozcan nuestras funciones a nivel clínico. ¡Demanda dietistas-nutricionistas en tu centro de salud y hospital! Entre todos podemos conseguir acabar con esta #SanidadDesnutrida.

Investigación y la docencia. La labor de los investigadores es poco conocida en España, pero la investigación en nutrición y alimentación está muy desarrollada tanto en organismos públicos como privados, y es una labor muy necesaria. Cada vez somos más los compañeros que decidimos ser doctores. En el caso de la docencia, es una salida profesional que también tomamos tanto pública como privada.

Salud pública y políticas de alimentación.  Algunos compañeros trabajan desde empresas privadas, organismos públicos y ONG´s nacionales e internacionales para mejorar la calidad de vida de la población desde la prevención y la promoción de la salud. Cada vez son más las empresas que quieren certificarse como “empresa saludable” y los organismos que desarrollan e implementan programas de salud dirigidos a la población.

Industria alimentaria. Analizando las tendencias en alimentación, asesorando en innovación de productos, incluso llevando el control de calidad (la mayoría también tienen la titulación de Ciencia y Tecnología de los Alimentos).

La restauración colectiva y social. Muchos compañeros ejercen su labor en cocinas y caterings supervisando, valorando y proponiendo menús saludables adaptados a diferentes colectivos: población infantil, población mayor, población con discapacidad, y dando alternativas a personas que tienen intolerancias y alergias. También suelen encargarse de la seguridad alimentaria.

Para terminar solo puedo felicitar y dar enhorabuena a todos mis compañeros de profesión por el trabajo de divulgación que hace cada uno desde su ciudad y la valentía de continuar con la profesión a pesar de las piedras en el camino, ¡todos los granitos de arena suman! Y cada uno con su estilo y su filosofía, pero me atrevo a decir que todos tenemos en común: ¡que amamos y vivimos nuestro trabajo! Y eso es para estar orgullosos y dedicar nuestro tiempo a lo que realmente nos gusta es todo un lujo: ¡ayudar a las personas a sentirse mejor!

¿Y cómo lo voy a celebrar yo? Pasando el fin de semana en Sevilla en las Jornadas del Colegio Profesional de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía entre amig@s y compañer@s.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button