Carolina González

Pipas de calabaza caseras, ¿sabes cómo hacerlas?

Tenía una calabaza en la despensa para hacer una rica crema y al abrirla vi gran cantidad de semillas e inmediatamente pensé: ¡esto no puedo tirarlo! Y me aventuré a hacer pipas de calabaza caseras, os voy a contar cómo lo hice y todas sus propiedades nutritivas. ¡Sigue leyendo!:

1.Lo primero que tienes que hacer es vaciar toda la calabaza y limpiar las semillas. Para aprovechar mejor el tiempo, primero preparé los ingredientes de la crema de calabaza, y mientras se cocinaba, limpié las semillas. Debemos quitar todos los restos de “carne de calabaza” y si alguna semilla ha comenzado a germinar es mejor retirarla pues en ese momento está amarga y no es agradable. Precalentamos el horno a 200ºC.

2. Añadir 1 cucharada y media de sal gorda a medio vaso de agua y cuando esté disuelto, se añade al bol/cuenco donde estén las semillas de calabaza (también se puede hacer sin sal). Remover bien y retirar el agua.

3. Extender muy bien las semillas por toda la bandeja para que no se peguen. Mi horno es pequeño y las puse durante 10 minutos a 200 ºC. Después, las moví un poco para darles la vuelta y otros 10 minutos. Si tienes horno grande prueba primero 5-7 minutos. Si eres atrevido te animo a que le añadas un poquito de pimentón dulce.

4. Cuando están listas empiezan a sonar como las palomitas, en ese momento apaga el horno para que no se queden secas. ¡Ya están listas para disfrutar!

Las semillas de calabaza son el snack ideal, para tomar una merienda o aperitivo muy nutritivo. ¿Qué beneficios te aportan? son muy buenas para tu salud:

  • Son ricas en magnesio.
  • Aportan hierro.
  • Contenido de fibra.
  • Tomas antioxidantes (vitamina E).
  • Ricas en omega 6 y omega 6.
  • Proteínas vegetal.

¡Pruébalas y comparte en redes sociales cómo te han quedado!, y puedes etiquetarme, me encantará ver cómo te han quedado. ¡Feliz semana!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button