El lassi de mango es una bebida que en cuanto la pruebes, estoy convencida de que pasará a ser parte de tus postres, desayunos o meriendas, ¡te animo a que la hagas durante estas fiestas! Es una receta de origen indio con pocos ingredientes y muy fácil de hacer, cargadas de nutrientes y lista para satisfacer a los más golosos en estas fechas tan marcadas y por suerte aún podemos encontrar algunos mangos nacionales disponibles. ¿Te atreves a probarla? Te aseguro que te sorprenderá y querrás repetir :D.  Para dos raciones necesitas:

Ingredientes

  • 1 mango mediano maduro (en su defecto congelado
  • 1 yogur natural (o 1 vaso de leche de coco, versión vegana)
  • Semillas de 2-3 vainas de cardamomo
  • Miel o panela (opcional)
  • Jengibre (opcional)

¿Cómo lo hacemos? 

1.Cortamos y troceamos los mangos

2. Abrimos las vainas de cardamomo y picar las semillas con un mortero

3. Añadir el mango, los yogures, las semillas picadas a un robot de cocina/licuadora potente

4. Puedes incluir 1-2 cucharadas de miel o panela para que quede más dulce (pruébalo antes) y 1 cm de jengibre (o más cantidad si te gusta) para darle un toque más exótico. Como regla general, no es necesario añadir miel ni panela si el mango está bien maduro, lo mejor es probarlo y según el resultado corregirlo.

5. Servir individualmente con toppings de mango troceado y cardamomo en polvo.

La consistencia puede ser más densa o más líquida (yo a veces lo tomo con cuchara), es cuestión de añadir un poco de agua y probando el sabor.

Como curiosidad, la primera vez que lo probé fue en un restaurante indio en el barrio de Little India en Singapur, ¡un lugar para recordar! Viajando se descubren gastronomías muy diferentes a la nuestra y siempre voy quedándome aquello que puedo seguir haciendo en casa y gracias a este día hoy os ofrezco esta rica y saludable bebida.

Y después de toda esta información te estarás preguntando, ¿qué nutrientes me aporta el lassi de mango? el mango es rico en fibra y provitamina A, el yogur te aporta microorganismos vivos, alimento para tu flora intestinal, las semillas de cardamomo tienen propiedades carminativas (disminuye gases y flatulencias) y favorecen la digestión (ideal para estos días tan ajetreados de comidas y cenas), el jengibre es un potente antiinflamatorio. ¿Necesitas más motivos para probarlo? Confío en que te guste 😉 Ah! Y recuerda seguir todos mis consejos del enlace sobre cómo sobrevivir esta navidad sin engordar :).

¡Etiquétame en tus fotos, déjame un comentario aquí abajo diciéndome qué te ha parecido y comparte para que más personas puedan disfrutar de esta deliciosa receta!

Comparte este post!

shares

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies.

You have Successfully Subscribed!